September 12, 2018

En Europa Occidental, los partidos populistas aprovechan la frustración contra la clase dirigente pero son poco atractivos dentro del espectro ideológico

La ideología sigue siendo un fuerte factor para el análisis de los europeos sobre los principales temas políticos

Protesters in Kandel, Germany, demonstrate over migration politics and domestic security in April. (Uli Deck/Picture Alliance via Getty Images)
(Uli Deck/Picture Alliance via Getty Images)

Este texto se tradujo del inglés al español.

Se pueden hallar sentimientos en contra de la clase dirigente que ayudan a impulsar los recientes movimientos populistas en Europa Occidental en el espectro ideológico de izquierda, centro y derecha, de acuerdo con los aportes de un nuevo informe de Pew Research Center.

Las personas con una perspectiva populista se sienten frustradas con las instituciones tradicionales, como su parlamento nacional y la Unión Europea. También les preocupa, relativamente, la economía; y el impacto de los inmigrantes en su sociedad les produce ansiedad. Posiblemente, la insatisfacción sea en parte el motivo por el que tienen una opinión más favorable sobre los partidos populistas. Aun así, independientemente de los sentimientos populistas, las personas tienden a favorecer a los partidos que reflejan su misma orientación ideológica.

Las diferencias ideológicas entre la izquierda y la derecha siguen teniendo mayor importancia que las simpatías populistas cuando se trata de cómo las personas ven la función del gobierno en la economía, los derechos de los gays y las lesbianas, el papel de la mujer en la sociedad e, incluso, el impacto de la inmigración.

Estas conclusiones provienen de un profundo estudio de opinión pública de Pew Research Center que analiza el espacio político en ocho países de Europa Occidental (Alemania, Dinamarca, España, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suecia) y que se basa en una encuesta a 16 114 adultos realizada del 30 de octubre al 20 de diciembre de 2017.

En el nuevo informe de Pew Research Center, los encuestados se dividieron en grupos según su propia orientación en el espectro ideológico de izquierda, centro y derecha, así como sus perspectivas populistas, que se miden por sus opiniones sobre si la gente normal resolvería mejor los problemas del país que los representantes elegidos, y si la mayoría de los representantes elegidos se preocupan por lo que piensa la gente como ellos. Esta combinación de ideología y actitudes contra la clase dirigente conlleva la identificación de seis grupos políticos: el populismo de izquierda, la izquierda tradicional, el populismo de centro, el centro tradicional, el populismo de derecha y la derecha tradicional. Entre los aportes principales de este análisis se incluyen:

Gobierno y economía: la división entre izquierda y derecha influye en las actitudes sobre el rol del gobierno en la economía más que la división entre populismo y corrientes mayoritarias. En Reino Unido, por ejemplo, casi siete de cada diez encuestados de izquierda tradicional (68 %) piensan que el gobierno debería ayudar para que las personas tengan un nivel de vida decente. Solo aproximadamente un tercio de los de derecha tradicional (32 %) están de acuerdo con esta opinión, con una diferencia de 36 puntos porcentuales. Sobre este tema, las brechas entre la corriente mayoritaria y el populismo de Reino Unido en cada punto de la escala ideológica son mucho menores: una diferencia de 16 puntos porcentuales entre el populismo de derecha y la derecha tradicional, 11 puntos porcentuales entre los dos grupos de la izquierda y solo 4 puntos porcentuales porcentuales entre los grupos de centro.

Populismo e inmigración: la ideología de izquierda y derecha es la división más notoria en las actitudes del público sobre los inmigrantes. Aun así, en el espectro de izquierda a derecha, los encuestados con perspectivas populistas tienen una posición consistente más negativa hacia los inmigrantes que los de las corrientes mayoritarias que comparten su posición ideológica. Por ejemplo, en los Países Bajos, hay menor probabilidad de que los encuestados del populismo de la izquierda y de la izquierda tradicional (en comparación con sus contrapartes de la derecha) digan que los inmigrantes incrementan el riesgo de ataques terroristas. Al mismo tiempo, el populismo de izquierda (38 %) aún expresa niveles de preocupación más altos que la izquierda tradicional (26 %). De manera similar, en varias preguntas sobre los inmigrantes, los grupos del populismo del centro y de la derecha en los Países Bajos generalmente adoptan actitudes más negativas que los grupos del centro y de la derecha tradicional, respectivamente. En casi todos los países incluidos en el estudio, el populismo de derecha tiende a ser el grupo con una postura más negativa hacia los inmigrantes.

Desconfianza en las instituciones: en el espectro ideológico, las personas con perspectivas populistas comparten una profunda insatisfacción con las instituciones tradicionales, incluidos los parlamentos nacionales, los medios informativos, los bancos y la UE. De hecho, las perspectivas populistas, por lo general, representan una línea divisoria más significativa que su ideología, según la organización con sede en Bruselas. Por ejemplo, en los Países Bajos, aproximadamente seis de cada diez o menos encuestados de los tres grupos populistas estudiados afirmaron que la UE ha sido buena para la economía de su país, en comparación con los tres cuartos o más de la izquierda tradicional, el centro tradicional o la derecha tradicional.

Partidos políticos: aunque las personas con una perspectiva populista apoyan más a los partidos populistas que los encuestados de corrientes mayoritarias, no han dejado de apoyar aún a los partidos tradicionales. Por el contrario, el estudio revela que apoyan a los partidos que son coherentes con su posición ideológica. Francia ofrece un claro ejemplo de esta dinámica. Más de cuatro de cada diez encuestados de la derecha tradicional (46 %) y del populismo de derecha (44 %) tienen una opinión favorable de los republicanos (LR), el partido de derecha tradicional en Francia. Menos de dos de cada diez encuestados de la izquierda tradicional (15 %) y del populismo de izquierda (11 %) opinan lo mismo. Ambos grupos de izquierda tienen una perspectiva más positiva sobre el partido socialista (PS) tradicional de izquierda que cualquiera de los dos grupos de derecha. Los dos partidos populistas en Francia que se encuentran en extremos opuestos del espectro ideológico (el Frente Nacional de derecha, liderado por Marine Le Pen, y La France Insoumise de izquierda, liderado por Jean-Luc Mélenchon) son considerablemente más atractivos para los encuestados de sus respectivos campos ideológicos que mantienen perspectivas populistas.

Sobre derechos de LGBT, roles de género: la mayoría de las personas de Europa Occidental están de acuerdo con que los gays y las lesbianas adopten niños, y muchos también creen que es mejor para la vida familiar que las mujeres tengan un trabajo a tiempo completo. Aunque estas opiniones están bastante extendidas, es más probable que las personas con una postura política de izquierda compartan estos puntos de vista que las que son de derecha. La afinidad con el populismo tiene un rol más limitado en esta área.

El informe completo está disponible solo en inglés.